A propósito de “Supercontemporary”, diseño en Londres

Por: Jennifer Noya

Londres destila creatividad como nunca. En cada rincón, la ciudad está llena de inspiración y acción, que lo hace a uno preguntarse: ¿qué tiene de extraordinaria esta ciudad?. “No existe tal cosa como un estilo propio londinense, ésta es una ciudad donde los diseñadores pueden ser ellos mismos. Es donde el arte, la moda, la arquitectura y el diseño se mezclan con resultados explosivos. Es una época interesante para observar lo que hace que Londres sea especial y qué es lo que le depara en el futuro” es así como Deyan Sudjic, Director del Design Museum introduce la exposición Super Contemporary. Coincide con este punto el legendario diseñador de modas Paul Smith quien agrega “en Londres se reúnen individuos extraordinarios libres de crear y pensar sin barreras o límites”. En sus años como diseñador de moda, Smith ha viajado por el mundo y en más de una entrevista lo acosan con la misma pregunta “ ¿cómo hablar de un estilo o moda en Londres cuando el londinense se viste tan mal?”, a lo que el diseñador responde: “no es que se viste mal, es que el londinense se viste como quiere y tiene la libertad de expresar su individualidad sin ser criticado o señalado.” Esa libertad para elegir la moda hace de Londres una ciudad extraordinaria para crear, según Smith.

Inspirados por el lanzamiento de Beefeater 24, un producto que celebra los sabores destilados en Londres en forma de ginebra y que tras 190 años de tradición, es la única de su gama que sobrevive como residente en la ciudad, la gente del Design Museum decide crear una exhibición para y por Londres. “Esta es una ciudad que ha brindado mucho a sus artistas, así que pensamos que había llegado la hora en que los artistas le ofrecieran algo en retribución al lugar que les brinda la inspiración, que los hace quienes son hoy en día…no hubo un set de instrucciones específicas—explica Daniel Charny, diseñador especializado en diseño industrial y curador de la exhibición—, nos acercamos a cada uno de los diseñadores y conversamos acerca de sus visiones, les pedimos que nos dejaran asomarnos en el proceso creativo individual de diseño cuando le planteamos la pregunta de qué les gustaría entregar a Londres”.

Supercontemporary está estructurada por tres elementos: 1. Los 15 trabajos encargados para la exhibición, que muestran imaginación y pragmatismo; 2. la oportunidad de explorar Londres a través de una Línea Mediática Temporal que le permite a los espectadores viajar desde la década de los ‘60 hasta el día de hoy, repasando eventos culturales, políticos, económicos, tecnológicos que se ven reflejados en las distintas formas de expresión: comunicación, diseño, moda y arquitectura; 3. una serie de Mapas de Londres, que asoman al espectador a la red creativa de la ciudad, que inspira y forma el recorrido personal y profesional de los artistas que la desarrollaron.

La exhibición

Vientos de Cambio, título que da inicio a la Línea Mediática Temporal de la exhibición, es un compilado de fotografías, memorabilia, artículos de periódico, portadas de revistas, viniles, etc. Se trata de piezas mobiliarias y diseños arquitectónicos de épocas pasadas que se despliegan alrededor de la sala. La muestra cubre desde 1960 cuando los diseñadores eran conocidos como ‘Artistas Comerciales’ hasta el 2009, época de conciencia ambiental y redes sociales digitales, y deja claro que el mensaje junto a todos estos cambios y eventos mundiales es: ‘Londres es una ciudad que nunca se detiene’.

Los Mapas de Londres se enfrentan a esta línea temporal dibujando los recorridos de gente como Nick Roope (POKE), B Store, Daniel Weil (Pentagram) entre otros. Conforman una geografía londinense que localiza comunidades digitales, la ubicación de los estudios de diseño de moda contemporáneos de Londres, lugares escondidos donde un artista vende ropa usada, entre muchos otros pasos dibujados por cada grupo creativo. En el centro de todo están las piezas súper contemporáneas, que pueden relacionarse con distintos paisajes icónicos, tendencias o incluso una que otra de las problemáticas londinenses actuales. Abajo las describimos sucintamente según categorías:

Paisaje urbanos

Bus Shelter de David Adjaye. Propone un diseño arquitectónico funcional que ofrece una cualidad casi humana a estas paradas obligadas del ciudadano común; se aleja de la característica industrial de las paradas de autobuses tradicionales.

Lamp-Post Chandelier de Thomas Heatherwick. Este objeto familiar y vertical (el poste de luz) es reposicionado y energizado; presentado como candelabro, estos postes iluminados parecen danzar sutilmente en el pavimento, brindando foco y coherencia al movimiento dinámico del panorama urbano londinense.

K9 Post Office Kiosk de Industrial Facility. Es una propuesta de actualización y modernización de cabinas telefónicas y oficinas postales adaptada a estos tiempos a través de pantallas digitales y mínimo uso de espacios. La propuesta deja al espectador sin la ‘tradicional’ cabina telefónica inglesa que es objeto de tantas fotos turísticas. En lo que a funcionalidad se refiere, es una de las propuestas más claras y con finalidad de la exhibición.

La reinvención de algunos íconos

Gone with the wind de Ron Arad. Este diseñador optó por revivir uno de los monumentos artísticos que marcaron su llegada a Londres y con ello su carrera. A través de una pieza audiovisual, busca crear conciencia y tratar de salvar la Torre de Neón de la Galería Hayward ubicada en el famoso Southbank.

Batterseum de Nigel Coates. La planta eléctrica de Battersea Park, latente aún en el eterno dilema gubernamental de la demolición o posible reestructuración, se ve sumergida en un diseño espiritual, los espacios son utilizados para crear un típico jardín inglés lleno de esculturas y símbolos religiosos que celebran esa sutil libertad de culto de Londres: ‘sugerir sin dictar’.

Horatio’s Garden de El Ultimo Grito en asociación con Urban Salon. Este colectivo de diseño se disparó con la propuesta de invadir este espacio abierto tan característico de Londres y convertirlo en un jardín celestial. Propone ubicar una platabanda elevada a nivel de la estatua que conmemora a Lord Nelson, con lo que crea un nuevo espacio por encima del tradicional, donde el publico podrá caminar y sentirse mas al nivel de esta legendaria figura histórica. Con esto se hace el punto de que las figuras políticas y líderes actuales deben ser más asequibles, estar más en contacto con el público y ser más reales.

Coyunturas omnipresentes

Listening Station de Barber Osgerby. Londres, capital importante del panorama mundial es una ciudad convulsionada, llena de ruidos, sonidos que se pierden. Cómo utilizar estas ondas sonoras, entonarlas y devolverlas al ambiente de manera positiva creando una escultura que exprese el panorama sonoro londinense ‘London Soundscape’, es la intención detrás de este inmenso y dispositivo acústico.

Freedom Space de Nigel Coates. Es una respuesta al síndrome de Big Brother que se vive en Londres, ciudad llena de cámaras de circuito cerrado. Coates crea un espacio lleno de cámaras donde el individuo puede dejarse ver bajo su propia voluntad y expresarse. Estas imágenes luego serán publicadas en una pagina web.

New London Rubbish Bin de Paul Smith. “Una de las cosas que mas odio es la basura y ver a Londres cubierta de ella me molesta aún más, así que quise entregarle a la ciudad una opción divertida para deshacerse de los tan desagradables desperdicios que rondan por ahí”.

Ideas y diseños varios

London Transport de Tom Dixon. Muestra un hermoso Bentley de los años cuarenta al que le cuelga en el capote un motor de un vehículo eléctrico, el diseño de los productos ‘ambientalmente amigables’ pueden ser tan clásicos y hermosos como este viejo Bentley.

Head to the Toe de Ross Phillips. Es una instalación interactiva: tus pies, mi cabeza, la cintura de ella. Una cámara que capta a cada individuo y los mezcla en un panel de tres pantallas. Londres multicultural y diversa en tiempo real. Rain in it de Paul Cocksedge, una presentación audiovisual llena de gotas de lluvia; Thames Pin de Kit Grover, Vision of the City of London de Zaha Hadid. Un mural de líneas simples casi caleidoscópicas; KiosKiosk de Wayne Hemingway. Una inspiración para las nuevas generaciones, la tienda llevada a su mínima expresión.

Deyan Sudjic opina que esta exhibición busca “sembrar ideas en los genes creativos de Londres, no sacar al mercado una línea de productos certificados para su uso el año entrante”. Super Contemporary es en esencia el diseño del espíritu de Londres, su pasado, su presente y su futuro encapsulados en obras que muestran la capacidad creativa de diseño de un grupo de artistas extraordinarios que transitan las avenidas y calles de una ciudad en ebullición, que viven a diario la expectativa de inmediatez y cambio; el énfasis de estas ideas a través de lo visual deja junto a una sensación de novedad al que desde este lado ve las piezas con el ojo del espectador de paso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s