Sueños de Venecia: Venice Beach, al atardecer

Venice Beach, una vista del lado sur de la playa, enero de 2012 (foto: Revista GP)

La idea de una ciudad, o barrio, que desparrama sus calles y erige sus casas a la orilla del agua (sea ésta dulce o salada), a la orilla de una red de canales naturales o artificiales, es un sueño recurrente de la civilización. Esa sensación de tener el agua justo ahí, al lado de la puerta de tu casa cada diaque traspasas el umbral de tu vivienda.

La ciudad de Venecia, localizada en el Véneto, Italia, y construida sobre un archipiélago de 120 islas que con el tiempo llegaron a estar unidas entre sí por 455 puentes, es una de las que ha logrado hacer realidad este sueño del modo más duradero, hermoso e inspirador. Es posible que mucho del encanto de esta ciudad provenga de los múltiples linderos de sus casas con el agua.

Otra versión de Venecia es Venezuela. Cuando la redescubre Alonso de Ojeda en el año 1499 (luego de que el Almirante Colón lo hubiera hecho durante su tercer viaje un año antes, en 1498, cuando la bautizó como Tierra de Gracia. Ojeda viajaba con Americo Vespucio, cuyo apellido le había dado ya nombre a América. Se dice que cuando Vespucio vió cómo vivían los nativos del Golfo de Venezuela, donde por casualidad había ido a parar el barco de Ojeda, éstos le recordaron a Venecia y llamó a ese pequeño país Pequeña Venecia. Luego el nombre se extendió por el resto del territorio. Americo Vespucio pasó a ser así gran nombrador de este territorio recien descubierto. Y por casualidad le dio nombre a esta nueva nación.

En Norteamérica, la idea de Venecia es también uno de esos sueños recurrentes. En Santa Mónica, California, durante los primeros años del siglo veinte, un magnate del tabaco llamado Abbot Kinney, compró poco más de 3 kilómetros de territorio costero en los que construyó un pueblo y resort que llamó Ocean Park. Quizás los canales que Kinney construyó hacia el extremo sur fueran originalmente solo un modo ingenioso de drenar el agua de las áreas pantanosas de su propiedad. Lo cierto es que pensó que era buena idea construir allí una Venecia. Y con este fin construyó canales e importó de Italia góndolas con gondoleros para recrear con mayor verosimilitud la ciudad de sus sueños. Una Venecia que él soñaba dinámica y centro de sucesos culturales. Kinney falleció en 1920 y esta urbanización poco a poco se complicó. Los hermmosos canales que había construido se deterioraron y el mal drenaje los hizo malolientes y sucios. Con el tiempo, los residentes de Venice votaron a favor de una resolución que declaraba esa zona como anexa a la ciudad de Los Ángeles.

El sueño de una Venecia fuera de Italia tendría que esperar unos años, hasta que el empresario de origen judío Sheldon Adelson, accionista principal de Las Vegas Sands Corporation, decidiera recrear una vez más a esta ciudad onírica entre los más de 11 mil metros cuadrados de casinos que tiene este complejo hotelero en Las Vegas. La primera etapa de este monumental complejo de hotel y casinos abrió en mayo de 1999. En este caso, como para mezclar dos fantasías, la del juego y la de la ciudad de los canales.

Pero lo que nos ocupa en este post es esta Venice costera, marina, cuyos cielos están inundados de gaviotas; cuyo boulevard costero funciona como un circo y centro de entretenimiento para los locales y turistas. En esta pequeña ciudad, que ahora forma parte de Los Ángeles, todavía uno puede descubrir algunos restos de la cultura beat y la cultura del surf que la hizo célebre y que está alimentada esta última por las olas que se suceden sin pausa, en el magnífico Océano Pacífico.

Pocos minutos antes de caer el sol, quizás media hora antes, una tarde de principios de enero de 2012, visitamos Venice Beach. Hicimos unas cuantas fotos a esa hora de luz dorada cuando la gente ya levantaba amarras. Pero cuando todavía podíamos ver en el rostro de los que estaban ahí los efectos del descanso en sus cuerpos relajados y en sus rostros plácidos sin ceños fruncidos. Era la hora, también, a la que todavía volaban las gaviotas emitiendo sus característicos graznidos de vez en cuando, o caminaban por la arena de la playa y se confundían, cuando uno las miraba desde lejos, con gente recostada o sentada que estuviera aun más distante. De modo que uno no sabía bien desde lejos, si eran gente o gaviotas. A diferencia del poema de Paul Valery, Cementerios Marinos, donde son las velas de los barcos (que seguro navegan por el Mediterráneo y que mira el poeta) las que se asemejan a palomas sobre el techo cuando se las mira a lo lejos bajo el sol del mediodia. Todas las fotos tienen ese tono particular con la se despide la luz del día. Compartimos algunas de esas imágenes con ustedes.

En camino hacia Venice Beach, a unas cinco cuadras por Venice Boulevard, Los Ángeles
Venice Beach, En las playas del Pacifico, el Sol suele caer de frente a los que miran el mar. Enero de 2012 (foto: Revista GP).
Venice Beach, la caseta del salvavidas con la bandera de Estados Unidos, enero de 2012 (foto: Revista GP)
Venice BEach, Gaviotas y personas, bañadas por los últimos rayos del sol, enero de 2012 (foto: Revista GP)
Venice Beach, Una lectora mirando al Sur, enero de 2012 (foto: Revista GP)
Venice Beach, una gaviota volando, enero de 2012 (foto: Revista GP)
Venice BEach, Grupo de mujeres con gaviota, enero de 2012 (foto: Revista GP)
Venice Beach, gaviota caminando sobre la arena, enero de 2012 (Foto: Revista GP)
Venice Beach, surfistas, enero de 2012 (foto: Revista GP)
Venice Beach, Gaviotas, 1, enero de 2012 (foto: Revista GP)
Venice Beach, Gaviota 2, enero de 2012 (foto: Revista GP)

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Pingback: fotografos de moda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s