Praga, Una ciudad para recordar

Por: Karen Pereira y Lorenzo Dávalos, con notas de Patricia Gonzalo

Cuando se miran las ciudades que se visitan, uno se encuentra a menudo tentado a pensar, como lo hizo uno de nosotros en lo alto de la réplica de la Torre Eiffel que se yergue en la cima de la colina de Petrín, “¿cuántas veces más veremos Praga al atardecer desde esta torre, o desde cualquiera de las decenas de torres verdinegras que se elevan sobre el contorno de sus edificios? (lo mismo que se pregunta hacia el final de la película The sheltering sky, la voz en off del narrador (que el espectador supone es la del mismo Paul Bowles):¿cuántas veces más veremos la luna llena sobre los techos de las casas en Marrakesh?

Lo mismo nos preguntábamos nosotros allá en Praga ¿Cómo retener estas imágenes en la memoria y evitar que se nos escurran y las recordemos sólo como un espejismo dentro de unos años?”. Porque no se trataba de que hiciéramos decenas, cientos de fotos, de cada vista con las que nos topáramos, porque había una magia, una especie de ánimo, un ambiente que las fotos, casi ninguna de ellas podía atrapar.(1)

Era esa sensación que no compartimos en ese momento, sino sólo luego de partir de la ciudad, la que nos invitaba a abrir bien los ojos y mirar esta ciudad fascinante llena de monumentos, palacios, iglesias, museos, tumbas y, desde unos años a esta fecha, de tiendas de marca, restaurantes, bares, night clubs y salas de concierto.

Hay quienes dicen que la magia de Praga, a la que la Unesco le otorgó status de Patrimonio de la Humanidad, reside en su peculiar emplazamiento, pues fue fundada, como Roma, sobre siete colinas entre las que serpentea el río Moldava. Otros afirman que es la idiosincrasia de su gente, a la que siempre ha caracterizado una mezcla de fe, duda, pasión y libertad, que en la literatura ha producido los textos de un Franz Kafka, Gustav Meyrink o Milán Kundera. Finalmente, otros insisten que es la mezcla inusual de estilos de sus edificios y monumentos en los que se yuxtaponen el gótico, el barroco, el neoclásico, el art nouveau, el moderno y el cubista.

Esta propensión urbana a la combinación de estilos pudiera estar inspirada en el origen de la ciudad: Praga se formó en el siglo XVIII con la unificación de seis ciudades independientes: Staré Mesto (Ciudad Vieja), Isefor (parte del Barrio Judío), Nové Mesto (Ciudad Nueva), Malé Shana (Ciudad Pequeña), Hradcay y Lisehrad. Cada una de ellas le aportó a Praga su estilo particular para convertirla en un hermoso mosaico de arquitectura y cultura. Al contemplar Praga desde la colina de Petrín, las experiencias de los días pasados junto al grupo con que había viajado a esta ciudad se juntaron como formando una réplica en miniatura del mosaico que ella nos presenta. Es una versión de esa réplica la que da origen al presente texto.

Plaza de San Venceslao

Uno de los primeros puntos públicos de reunión que se puede visitar en Praga es la Plaza de San Venceslao. Todo recién llegado se siente sobrecogido por sus dimensiones. Corazón comercial de la ciudad, la plaza de 45 mil metros cuadrados tiene una longitud de 750 m. está ubicada en la Ciudad Nueva, rodeada por restaurantes, hoteles y tiendas. Llama la atención su estatua ecuestre de San Venceslao, el santo patrón de la ciudad. Ahí suele ser fácil escuchar de boca de alguno de los guías la leyenda según la cual San Venceslao se encuentra escondido en las montañas cercanas a Praga, y cada vez que hay problemas en la ciudad, baja a salvar a los praguenses. En esta misma plaza también sucedió un 19 de enero de 1969 que el estudiante Jan Palach se prendió fuego en protesta por la invasión de la Unión Soviética a Checoslovaquia, por lo que se encuentra una placa en memoria de este joven. Para cerrar lo memorable de esta plaza vale señalar que allí tuvo lugar la pacífica Revolución de Terciopelo que concluyó con la renuncia del gobernante comunista y el ingreso de la República Checa a la modernidad.

El Orloj, el Barrio Judío, comida local

Una de las maravillas de Praga es el reloj astronómico u Orloj, localizado en la Plaza de la Ciudad Vieja. Fabricado en 1410 por Mikulas de Kadan según los cálculos del astrónomo Jan Sindel, el Orloj es una joya de la precisión mecánica aplicada a la medición del tiempo y los eventos celestes. Señala la posición del sol, la luna y las constelaciones zodiacales, y algunos lo comparan a un mini planetarium. Uno de los dispositivos más curiosos y estremecedores es la figura de La Muerte, que cada hora abre unas ventanas por donde se asoman los doce apóstoles. Pudiera resultar una ironía incorporar esta figura como maestro de ceremonias de los Apóstoles por ser un personaje que se puede dar el lujo de ser indiferente al paso del tiempo, al saber que llegará puntual a una cita inexorable con cada uno de los mortales.

Desde la Plaza, caminando hacia el río Moldava, se puede llegar al Barrio Judío (Josefov), urbanización de calles estrechas pintadas de colores vivos. A pesar del exterminio a que fue sometida la cultura semita en esta ciudad, todavía quedan seis sinagogas de gran interés histórico, principalmente la Antigua Sinagoga que, fundada en el siglo 13 tardío, es la más arcaica de Europa Central y en la cual es imposible no reparar en el trabajo gótico del decorado en piedra y en el mobiliario antiguo. Muy cerca de la sinagoga está el Cementerio Judío. Uno de los datos curiosos sobre este sitio son las 20 mil lápidas dispuestas en capas superpuestas unas encima de otras para darle un mejor uso al escaso espacio disponible. Vale la pena visitar este lugar a pesar de los recuerdos y temores que pueda suscitar.

Después de esta buena dosis de historia pasada se sugiere tomar unas cervezas y comer algo propio del lugar. Se puede comer en U Vladare, cuyo plato checo más popular es el Vepřová s knedlíkem a se zelím, cerdo horneado servido con sauerkraut y pastelitos de masa; o puede ser un plato que posee un peculiar sabor local como es el svíčkova na smetaně (rodajas de lomo asado al horno servido con una salsa cremosa y guarnición de arándanos con crema batida). Es razonable acompañar cualquier plato de éstos con cerveza checa, que tiene fama de ser la mejor del mundo. Entre las recomendables se destacan la Pilsner Urquell que es ligera y la Budwieser Budvar que es considerada un tesoro nacional. Otras marcas que se pueden beber son Radegast, Velkopopovicky kozel, Staropramen y Gambrinus. En general, la cerveza tmave pivo (negra) es usualmente dulce en tanto que la svetle pivo (ligera y amarilla) es aromática y amarga.

U Vladare
Está cerca del Puente de Carlos; es un restaurante y pub sencillo en el que uno se sienta en bancos. Sirven también salami y cerveza checa. Los precios son buenos y la atención decente. Dirección: Maltezske namesti 10, Praga 1. Abierto diariamente entre 11am y 11pm. Menos de 200 coronas por persona.

    OTROS RESTAURANTES

    Bellevue
    Smetanovo nab. 18, Ciudad Vieja, Praga 1
    Telfs.: 22 22 14 38 /22 22 14 49
    Cocina: lun-vie: 12:00 m a 3:00 pm; 5:30 pm a 11:30 pm / sáb-dom: 11:00 am a 3:30 pm
    1.000 coronas por persona
    Gourmet y cool

    Administrado por un grupo restaurador británico, este local suele estar a la vanguardia en cocina. Es un restaurante costoso, pero puede ofrecer una experiencia gastronómica única enriquecida por la vista del Castillo de Praga. Uno de los platos estrella es la ternera asada a la trufa negra con anís estrellado y papas con salsa de hongos Girolle. Es también recomendable para un brunch dominical con jazz incluido.

    Clementinium
    Platnerska 9, Prague 1-Old Town
    Tel. 2481 3892
    Lun-dom: 11 am a medianoche
    300-450 coronas por persona
    Tradicional, funky y trendy

    Elegido como el mejor nuevo restaurante de la ciudad de Praga por la revista Condé Nast Traveller. Disfruta de un envidiable emplazamiento entre la Plaza de la Ciudad Vieja y el Puente de Carlos. Tiene dos niveles ambientados con dos estilos: la planta baja es moderna mientras que el sótano es clásico. Tiene una carta de recetas tradicionales que incluye goulash y pato. Ofrece los mejores ñoquis de la ciudad.

    Flambee
    Usova 5, Ciudad Vieja, Praga 1
    Telf.: 24 40 12 14
    Lun a dom: 11:30 am a 12:00 pm

    Un ambiente clásico conformado por una antigua bodega de piedra, con paredes cubiertas de espejos dorados y marcos antiguos que rodean mesas impecables cubiertas de manteles blanquísimos. El chef Jan Pycha prepara platos de una carta internacional que incluye res de Argentina, cordero de Nueva Zelanda, caviar de Irán, langosta de la Bretaña y pescado de Escandinavia. Los platos tienen un toque francés que los hace memorables. Todo se puede acompañar con una selección de vinos de primera. La clientela cosmopolita incluye políticos, estrellas de cine extranjero y rockeros.

    La Perle de Prague
    Dancing House, Rasinovo nab. 80
    Ciudad Nueva, Praga 2
    Telf. : 21 98 41 60
    Lun-dom: 12:30 pm a 2:30 pm; 7:30 pm a 10:30 pm

    Como está localizado en el último piso del dancing house – también llamado Ginger and Fred –, el edificio diseñado por Frank Ghery y Vladimir Milunic, ofrece una magnífica vista de Praga. El menú, creado por el chef Emmanuel Ruz, ofrece nuggets de foie gras y fricassé de gallinas picatierra en confitura de limón y jengibre. Se puede también comer una excelente selección de cocina francesa que incluye pescado fresco, mariscos, cordero, churrascos y una selección de postres.

Jazz, el Puente de Carlos

El Puente de Carlos es otro hito social, cultural y arquitectónico de la ciudad. La gente va y viene con un ritmo indetenible pero cambiante que refleja sin duda el ritmo de la ciudad. Se puede entrar al puente por la Torre de la Ciudad Vieja y atravesarlo en dirección al Barrio de Malá Strana, y durante el camino se pueden observar las estatuas que lo adornan. Son exactamente 75 y están dispuestas a lo largo de los 515 metros de longitud que tiene este puente que debe su nombre al emperador Carlos IV.
Ocasionalmente será posible escuchar a un trompetista nostálgico tocando piezas de Charlie Parker, pues el jazz era el único género musical permitido por el régimen que gobernó Checoslovaquia desde 1948 hasta la caída del Muro de Berlín. Un buen lugar para deleitarse los oídos es el Lucerna Music Bar: ahí se puede escuchar a vocalistas como Malia – nacida en Malawi, Africa Oriental – que, inspirada en Billie Holiday y Cole Porter, canta con una languidez transparente. Otro lugar excelente para escuchar jazz acompañado de vodka, whisky o la mejor cerveza checa es el AghaRTA jazz club & bar.

    Agharta jazz club & bar
    Zelezna 16, 110 00 Praha 1
    Telf: 420 222 211 275;
    correo electrónico: info@agharta.cz
    lun-dom: 6:00 pm a 1:00 am
    música en vivo: lun-dom: 9:00 pm a 11:30 pm

    Este local es el mejor jazz club y bar de Praga, fundado el 29 de septiembre de 1991. Es organizador del AghaRTA Prague Jazz Festival (chequear http://www.agharta.cz para información sobre programación).

El castillo de Praga, Frank Ghery

El castillo es un gigantesco complejo arquitectónico que incluye construcciones como la Catedral de San Vito, el Palacio Imperial y la calle del Oro. Con un poco de suerte se puede ver el cambio de guardia y si se accede a su interior se puede visitar la catedral, cuya singularidad radica en lo diferente de sus naves, debido al extenso período de su construcción y la variedad de arquitectos y emperadores que la dirigieron, otorgándole cada uno un enfoque distinto. De nuevo encontramos una construcción que es un mosaico y que reproduce esa oculta propensión de la ciudad a mezclar estilos, elementos, sabores, colores y texturas.
Pero los amantes de la arquitectura no sólo pueden disfrutar de edificios clásicos como los que conforman este complejo, sino también de aisladas piezas innovadoras como es el caso de las líneas asimétricas y siempre improbables que definen los contornos del Ginger y Fred, edificio diseñado por el mismo arquitecto del Guggenheim de Bilbao, Frank Ghery. En la azotea de este edificio está emplazado el restaurante la Perle de Prague, que no se debe dejar de visitar, aunque sea para disfrutar de la vista de la ciudad al atardecer.

Colina de Petrín

Durante el paneo casi cinematográfico que se pudo realizar sobre la ciudad, recordando los días pasados en ella, uno de los viajeros recordó aquella escena de La Insoportable Levedad del Ser – sin duda la mejor novela del escritor checo Milan Kundera –, en la que Teresa asciende caminando lentamente por la ladera de Petrín hasta la cima; en el momento en que mira hacia abajo la fila de santos que descansa en el Puente de Carlos se recuerda a sí misma que Praga es la ciudad más bella del mundo.

Baile, shopping

Uno de los mejores lugares para salir a bailar hasta la madrugada es la discoteca Lavka, la más grande de Europa del Este. Entre set y set es posible disfrutar de la vista del río Moldava y del Puente de Carlos, acompañado por un buen trago de vodka.
Para los que prefieren ir de compras, el mejor lugar es la calle Parizka, en la que se encuentran las tiendas de las grandes firmas de moda y diseño checo e internacional: allí se pueden contemplar las vitrinas de Hugo Boss, Guerlaine, Givenchy, Escada, Chanel y Louis Vuitton. También está la avenida peatonal Na Prikopech, en la que se encuentran tiendas que venden toda suerte de objetos típicos: joyas de granate, piezas de porcelana, cristal de Bohemia y las famosas marionetas.

    HOTELES
    Es difícil hacer una selección de hoteles. Praga está repleta de diversas opciones de hospedaje, desde apartamentos hasta hermosísimos hoteles de lujo. Nuestra lista de los favoritos en cuatro estrellas y cinco estrellas incluye:

    Adria Hotel
    Plaza Venceslao 26
    Ciudad Nueva, Praga 1
    Telf.: 210 81 111
    http://www.hoteladria.cz

    Reabierto en el 2000 luego de una total remodelación. Muestra del Barroco de Praga. Se debe probar el Triton, restaurante que es toda una tradición.

    Esplanade Hotel
    Washingtonova 1600/19
    Praga 1
    Telf. : 24 21 17 15
    http://www.esplanade.cz

    Es uno de los más lujosos hoteles de la capital. Habitaciones estilo tradicional con toques de Art Nouveau. Los huéspedes lo conforman ejecutivos, celebrities y viajeros cosmopolitas.

    Hotel Josef (hotel boutique)
    Rybná 20, 110 00 Praga 1
    Telf.:420 226 201 910-13

    Conformado por dos edificios, uno naranja y otro rosado, este ultramoderno hotel es sin duda nuestra recomendación más segura. Diseñado por Eva Jiricna, se inspira en la tradición checa de diseño moderno que utiliza los más modernos materiales y acabados para crear un sitio único en el corazón de Praga, cerca de la Ciudad Vieja.

    Hotel Residencia Alchymist
    Tržište 19 11800 Praga 1
    420 257 286 011 – 016
    info@alchymistresidence.com

    Representa los estilos renacentista y barroco. Funciona en un edificio histórico, el Palacio U Jezisek, que ha sido exquisitamente transformado con las comodidades más modernas en una mansión lujosa y distinguida que refleja la nobleza y el charm de la Praga histórica. Aún si uno no se aloja aquí, vale la pena visitar el Café Barroco Veneziano en sus instalaciones. Está localizado en el corazón de Malà Strana, cerca del Puente de Carlos.

    COMERCIOS

    Moser
    Na Príkope 12. Praga 1
    Tel: 24 21 12 93
    Abierto de lunes a viernes de 9:00 am. a 8:00 pm. Sábados y domingos de 10:00 am. a 6:00 pm

    La casa Moser es conocida a nivel mundial por ofrecer a sus clientes el de mejor calidad entre los cristales de Bohemia, por lo que quien quiera llevarse un recuerdo de Praga no puede dejar de visitar este establecimiento. Sin embargo, deben ir preparados para gastar grandes cantidades de dinero, pues los precios son poco solidarios.

    Olsson´s
    Národní 37, Platyz. Praga 1
    Tel: 24 21 17 11
    Abierto de lunes a viernes de 10:00 am. a 6:00 pm. Sábados de 10:00 am. a 4:00 pm

    En esta lujosa tienda, situada en pleno corazón de la Ciudad Nueva, podrá encontrar una exquisita selección de ropa y accesorios de las marcas más destacadas internacionalmente, así como adquirir los diseños que se están utilizando en el resto de Europa. Sin lugar a dudas, una representación de la idea checa de elegancia.

    Louis Vuitton
    Parizská 11. Praga 1
    Tel: 24 81 27 74
    Abierto de lunes a viernes de 10:00 am. a 7:00 pm. Sábados de 10:00 am. a 6:00 pm

    Esta famosa franquicia también posee una sucursal en Praga, por lo que aquellos a los que les gustan los modelos que esta marca ofrece pueden encontrar aquí las últimas tendencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s