Un viaje por las highlands escocesas, I

Una vista del paisaje en Wester Ross y Melvaig al amanecer (Foto: Cortesía de Gairloch.org

Con las notas de viaje de Guillermo Zobel y Nina Zobel
Si uno amanece en un bed & breakfast de algún lugar de Escocia y se le ocurre ordenar al mesonero que le va a servir el desayuno un English breakfast, por pensar que se encuentra en Gran Bretaña y que en este peculiar reino de sajones convive una única cultura, se equivoca. Los ingleses y los escoceses ciertamente conviven en paz y forman junto con los nativos de Irlanda del Norte y de Gales el célebre Reino Unido, pero constituyen claramente dos naciones con idiosincrasias distintas.

La diferencia entre Escocia e Inglaterra comienza por lo más obvio: el relieve. El del área correspondiente a Inglaterra está conformado en su mayoría por planicies bastante parecidas unas a otras en tanto que el de Escocia—cuyas tierras ocupan un área de 77.167 kilómetros cuadrados (que suben a 78.772 kilómetros cuadrados si se toman en cuenta las islas habitables)—es diverso, caprichoso, e inesperado. Uno siente como si las tierras escocesas hubieran combatido durante milenios, como para no dejarse avasallar, contra la fuerza de los elementos, contra el avance del indómito mar del Norte, que formó, pujando incesantemente, a todo lo largo de las costas que rodean Escocia por tres de los cuatro puntos cardinales, esa accidentada línea que es la costa escocesa, llena de impresionantes fiordos, profundas y largas ensenadas, amplios estuarios, en los que el mar con sus olas y su espuma, pareciera haber querido devorar la tierra. Y ésta última, como asediada desde adentro por esas otras aguas, las subterráneas, o las de origen glaciar, que en una suerte de conspiración con las aguas marinas, configuraron un segundo frente de lucha con las tierras escocesas que produjo, imagina uno, hermosos elementos de relieve tierra adentro, como las ristras de lagos conectados por ríos y riachuelos que el viajero atento puede apreciar en el medio del Gran Valle (Great Glen), que recorre diagonalmente Escocia por más de 100 kilómetros, o las ristras de colinas de granito y andesita gris oscuro, llamadas Cheviot Hills, definen una frontera natural entre Escocia y la región de Northumberland en Inglaterra. Como si fuera poco ese combate entre elementos distintos, entre aguas y tierra, la tectónica de placas revela que Escocia es además (geológicamente hablando) el resultado del encuentro fortuito entre placas de dos eras geológicas distintas. Hacia el norte y el oeste, los suelos están formados por rocas metamórficas y antiguos depósitos marinos del Cámbrico y Precámbrico; al sur y al este, los suelos de origen sedimentario están formados por areniscas y conglomerados más recientes, que datan del Devónico y el Carbonífero. Ese encuentro entre placas produjo un movimiento vertical que elevó las tierras del norte un promedio de 400 metros; es esto lo que origina el nombre de Highlands, que como era de esperar, es una región con un complicado y fascinante relieve que tiene la pecularidad de ser, por una serie de razones de índole histórico y geográfico, uno de los lugares con menor densidad poblacional en Europa. Vistas de esas maravillosas Highlands hemos podido admirar en películas como Highlander (1986), particularmente en aquella escena en que los dos inmortales protagonistas (Sean Connery en el papel de Juan Sánchez Villa-Lobos Ramírez, y Christopher Lambert en el de Connor Mac Leod), combaten amistosamente en la cima de una escarpada montaña escocesa mientras la cámara, desde el aire, los rodea y hace una espectacular toma de ese combate. Al sur de las Highlands, se extienden las tierras bajas conocidas como Lowlands.

(Este texto fue publicado en la edición 13 de la revista GP)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s